Memoria, dramaturgia y teatro

El dramaturgo, actor y pedagogo teatral Jorge Villegas impartirá un taller promovido por la Comisión y Archivo Provincial de la Memoria. Teatro como hecho político y vocación vivaz impregnan el discurso de un Jorge Villegas que todo expresa sobre las tablas.

Por Jonathan Picossi
@jhonnypicossi

El frío no menguó el ritmo vertiginoso de la mañana en la urbe cordobesa. Villegas, de sobretodo negro y lentes de sol, me aguardaba en la puerta del Centro Cultural España Córdoba (CCEC), y al descubrirme entre automóviles y gente acelerada, se apresuró a mi encuentro. Así es Jorge Villegas, un dramaturgo, director teatral, actor y formador de actores, que transmite su histrionismo y cortesía a través de conductas extrovertidas y serviciales.

Luego de un saludo ameno me invitó a tomar un café, circunstancia en cual desarrollamos la entrevista: una conversación que divagó entre la teatralidad, la política y la vida de quien se dedica al arte. Villegas propuso un diálogo fluido, descontracturado y abundante en conocimientos propios de su formación profesional y la experiencia ganada sobre los escenarios y detrás de bambalinas. En su discurso queda siempre asentada su concepción del teatro como hecho social y político, su tenaz crítica al sistema capitalista y su compromiso con la historia, el arte y la ciudadanía.

Entre alguno de sus actuales proyectos, Villegas impartirá durante el mes de julio un taller de escritura teatral colectiva sobre la masacre de Trelew, promovido por la Comisión y Archivo provincial de la Memoria. El espacio llamado “Memoria, dramaturgia y política”, está dirigido a jóvenes entre los 16 y 30 años aproximadamente, y busca repensar un hecho político paradigmático de la historia argentina desde la dramaturgia, articulándolo con principios de la teoría sobre práctica política y acción social de la politóloga alemana Hanna Aredent.

“En una síntesis, Aredent sostiene que el ciudadano dejó de hacer política, solamente lo comenta. Y la práctica política es algo que los ciudadanos podemos ejecutar siempre, desarrollando acciones como posición a conductas. Un ejercicio del taller es anotar todas las actividades que realizamos durante el día y caeríamos en la cuenta de que son todas conductas controlables impuestas por el sistema, y poca práctica ciudadana”, describe Villegas, articulando su discurso con ademanes inquietos, propio de su actitud vital e hiperactiva.

Además, el prolífero dramaturgo y actor dirige el proyecto Zoociedad destinado a participar en el Festival internacional de teatro del Mercosur el próximo octubre. El concepto que persigue esta obra de antropología teatral compuesta por tres espectáculos únicos y autónomos entre sí, es contar 6 biografías basadas en las experiencias cotidianas de habitantes de Córdoba, visualizándolos como arquetipos del capitalismo.

“El sistema nos ha terminado condicionando a todos. No obstante, hay quienes tienen trabajos o condiciones de vida que son arquetipos de eso. Cada uno tiene su modo de actuar en el marco del capitalismo, tanto aquel que tiene un arma y te roba un bolso como aquel que tiene un arma con licencia para reprimir o matar y que está cuidando los intereses ajenos ahorrados en un banco, y que pueden convivir en el mismo barrio dentro de la misma clase social”, afirma Villegas, reflejando la escencia de la “zoociedad” que representará en escena.

Según Villegas, el teatro y la actuación, como todo arte necesita una importante dosis de disciplina y formación, pero sus elementos infaltables son el talento y la vocación. “Mas allá de que seamos animales de costumbres, hay personas con un don natural a la expresividad, a pasar ideas y sensaciones al propio cuerpo y así conmover. No cualquiera puede ser actor porque se necesita cierta dosis de talento, como así tampoco cualquiera puede ser Cristina Fernández de Kirchner o Lionel Messi”, opinó el dramaturgo entre secas de cigarrillo y sorbos de café.

A sus 44 años, Villegas afirma sentirse “en el medio del río” en su carrera como actor y dramaturgo, con una vitalidad que queda demostrada a través de su currículum y agenda plagada de proyectos. “Sé que no soy un pibe, pero tampoco soy un viejo. Tengo mucho teatro hecho sobre mi espalda y todavía mucho por hacer, así que, justo en el medio del río me siento ahora”, describe entre sonrisas un dramaturgo cordobés que jamás descansa.

Productor de proyectos locales e internacionales de manera constante, formador de actores y profesor en colegios secundarios, Villegas está en pleno contacto con la juventud, contagiándose de sus ganas y transmitiendo su vitalidad a quién tenga la oportunidad trabajar con él o tener el agrado de compartir una charla de café, conversando sobre cómo vive quien vive para lo que ama: el Teatro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s