Travesti reclama justicia por supuesto abuso policial en Río Tercero

Por Jonathan Picossi
@jhonnypicossi 

Río Tercero – Gabriela Pujana (25) persevera en su lucha por justicia, a pesar del abandono legal del Estado provincial, tras denunciar hace tres semanas una serie de abusos efectuados porla Policía de Córdoba en Río Tercero. “Vivo con el corazón en la boca y quiero que todo esto se termine lo antes posible”, confiesa Gabriela ante la sistemática persecución policial que afirma padecer junto a su familia y demás compañeras, travestis y trabajadoras sexuales como ella.

Desde hace casi un mes, Gabriela afirma que la invade el miedo al salir a la calle a trabajar ofreciendo sus servicios sexuales. Puntualiza que es debido a las amenazas telefónicas y al seguimiento constante de un patrullero dela Policíade Córdoba. “Siempre son dos policías en el móvil 4587 los que se estacionan frente a mi casa. Hasta a mi mamá la persiguieron en la calle, y detuvieron a algunos de mis clientes y amigas travestis” declaró la joven por vía telefónica, describiendo sus dificultades para ejercer su labor y mantener económicamente a su familia.

Según Gabriela, la pesadilla se inició el pasado 4 de marzo cuando un grupo de hombres arrojaron piedras contra la vivienda donde vive con su familia y le gritaron improperios transfóbicos.La Policíase hizo presente y la trasladaron a la comisaría para que efectuara la denuncia. Sin embargo, según el testimonio de la propia víctima, ella abandonó el precinto policial 72 horas después, luego de ser encerrada en una “celda ciega” y torturada durante su estadía. El comisario a cargo, Dante Arévalo, deslegitimó estas denuncias a través de varios medios de comunicación locales afirmando que Pujana fue detenida por “prostitución escandalosa” y “escándalo público”.

A raíz de lo denunciado, Devenir Diverse, organización no gubernamental de lesvianas, gays, travestis, transexuales y bisexuales (LGTTB), asesora legalmente a Gabriela y apuntala su voluntad de continuar con la lucha para esclarecer estos hechos ante la justicia. Sin embargo, Martín Apaz, uno de los dirigentes de esta ONG, reconoce que al no estar financiados y no percibir lucro padecen de limitaciones materiales y temporales para asistir de manera eficiente a Gabriela.

“Existe la necesidad de que las organizaciones como la nuestra den un salto cualitativo en el tratamiento y seguimiento constante de este tipo de hechos, pero nos topamos con el límite económico como principal inconveniente. De todos modos, existe la voluntad de explotar todos los vínculos institucionales a nivel local, provincial y nacional para que esto no quede impune”, declara Apaz ante el abandono legal por parte del Estado provincial en una causa que, según el dirigente, es contra el Estado mismo.

Natalia Milisenda, encargada de los asuntos legales de Devenir Diverse, donó sus honorarios para ser la abogada de Gabriela, pero el vacío económico impide aún solventar los traslados a Embalse de Río Tercero, a110 kilómetrosde la capital cordobesa, y otros gastos corrientes de la causa. “La denuncia penal debe realizarse enla Fiscalíade Río Tercero y estamos intentando conseguir fondos con ayuda del INADI” (Instituto Nacional contrala Discriminación,la Xenofobiay el Racismo), informó Milisenda.

La abogada describió que las acciones penales recaerían sobre los efectivos dela Policíadela Provinciade Córdoba involucrados según el testimonio de Gabriela, al igual que sus superiores. Además, realizarán una denuncia por “abandono de persona e incumplimiento de deber de funcionario público” contra el Hospital Provincial de la localidad cordobesa, que según la travesti, se negó a atenderla cuando fue liberada de la comisaría el pasado 6 de marzo.

Una semana atrás, Gabriela visitó la capital cordobesa para realizar la denuncia ante el INADI y el Tribunal de Conducta con la intención de que la situación sea investigada y logre esclarecerse.

De acuerdo con una gacetilla de prensa difundida por Devenir Diverse, ante el caso actuaron de oficio las subdirecciones de Asistencia ala Víctimadel Delito y de Minorías Sexuales dela Provincia, pero Gabriela niega haber recibido un llamado de alguna entidad gubernamental, ni siquiera dela Municipalidadde Embalse de Río Tercero. “A mi no me llamo nadie, sólo de Devenir Diverse y un abogado de Río Tercero que quiere ser mi representante legal para hacer las denuncias penales urgente”, dijo la travesti, quien enfrenta serias dificultades para poder abonar los honorarios de un abogado ante su imposibilidad actual de trabajar.

“Al Estado lo componen personas, y cada una de ellas tiene su trayectoria política. No son engranajes burocráticos que se activan ante estímulos externos, aquí hay gente con intereses enfrentados y el caso de Gabriela Pujana es muy complejo”, afirma Martín Apaz ante la multiplicidad de variables y pujas de poder que se cristalizan en este hecho.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s