Córdoba evidenció 642 nuevos casos de VIH-sida en 2010

 Córdoba – El Laboratorio Central del Ministerio de Salud de la provincia informó sobre la cantidad de serología positiva durante el año pasado, en el cuál se realizaron 37735 análisis con un saldo de 642 nuevos portadores de VIH.


“La epidemia está amesetada desde hace 5 años en cuanto a número de infectados, pero ha crecido la cantidad de análisis efectuados”, dictaminó el licenciado Luis Vega, coordinador del Programa Provincial de VIH-sida.

Del total de infectados detectados durante el 2010, 452 son hombres y 190 mujeres. Según el Boletín 2010 de VIH-sida de la Dirección de Epidemiología de Córdoba, elaborado por la Licenciada Estela Bravo, durante los últimos 15 años en la provincia se mantiene la relación de 2.5 varones por cada mujer infectada. En relación a esto, resulta predominante el grupo etáreo de varones que va desde los25 a los 49 años.

“Las estadísticas demuestran que la epidemia se vuelve heterosexual, por lo cual se desvanece el mito de que el VIH-sida es un asunto de homosexuales y drogaditos” advierte el licenciado Luis Vega, desde la sede del Programa Provincial de VIH-sida, alojado en el Hospital Rawson y dirigido por Hugo Roland.

Se la conoce vulgarmente como la “epidemia silenciosa”, la “peste rosa”, y una larga lista de términos adjudicados tanto al virus VIH (virus de inmunodeficiencia humana) como a la etapa final de la enfermedad (sida), empleándolos como sinónimos. A pesar de la sobreabundancia de información que circula en la sociedad actual, tal parece que el imaginario social no ha logrado comprender ni disociar adecuadamente estos vocablos.

Según la Ley Provincial 9161promulgada en el 2004, los medios de comunicación están invitados a transmitir 14 minutos diarios de campañas que eduquen sobre las enfermedades de transmisión sexual (ETS). Tal parece que la invitación y las estadísticas actuales no alcanzan para la reacción mediática, salvo en días particulares como el de la lucha contra el sida (1º de diciembre).

Sin embargo, para los miembros del Programa Provincial de VIH-sida la carencia actual del ejercicio de una educación sexual apropiada y adaptada a los estudiantes actuales es la principal causa de la permanencia de mitos y el desconocimiento sobre la enfermedad. “El VIH es el virus que infecta y, en un determinado periodo de tiempo que varía de acuerdo a cada paciente y a su tratamiento, manifiesta sintomatologías del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida), disminuyendo la capacidad de acción del sistema de defensas del organismo” explica Luis Vega, entre llamados, papeles y personas que solicitan el análisis ELISA para la detección del virus.

“No se puede soslayar la expectativa que genera el sistema educativo formal para el sistema de salud. Por un lado por las oportunidades directas que ofrece de difundir pautas saludables; y por el otro porque promueve toma de decisiones racionales”, afirma la licenciada Estela Bravo.

La falta de estas prácticas saludables y una prevención adecuada están evidenciadas en los estudios realizados porla Direcciónde Epidemiología. Las estadísticas en cuanto al nivel de instrucción de los infectados por VIH-sida demuestran que el 68% de los homosexuales que conviven con el virus tienen un nivel de instrucción alto (secundario completo y más). Entre los heterosexuales infectados el 49.5% tiene educación secundaria incompleta, al igual que el 61.7% de los usuarios de drogas intravenosas.

La principal vía de transmisión del virus es la sexual, en comparación con aquellos infectados por el uso de drogas intravenosas, el contagio vertical (madre a hijo), accidentes laborales, entre otros. En el Hospital Rawson, el Programa Provincial de VIH-sida ubicó 8 dispenser con una capacidad para 144 preservativos, para que cualquier persona pueda obtenerlos de manera gratuita y anónima.

Luis Roca, encargado del diseño de campaña del programa, advirtió sobre la necesidad del uso de preservativo para una prevención eficaz ante cualquier enfermedad de transmisión sexual. “El VIH es uno de los tantos virus que pueden transmitirse y por eso es necesario ser cuidadosos en las relaciones sexuales. El uso de preservativos también previene ante las reinfecciones, es decir, el traspaso de un virus mutado en un organismo a otra persona que posea VIH, lo cual puede complicar su estado de salud y tratamiento. Nunca podes hacer la vista gorda, tenés que cuidarte porque el virus es una ruleta rusa”, explica Rueda. Hay más información al respecto en la página del Ministerio de Salud de la Nación.

El VIH-sida no se contagia por saliva, ni besos, ni roces con el cuerpo de una persona infectada, ni por tomar un mate juntos, ni a través del aire. Sólo mediante el intercambio de fluidos genitales o sanguíneos.  El uso de preservativos, la correcta difusión sobre lo referido al virus y al síndrome, y una educación sexual aplicada adecuadamente parecen ser los cimientos para una sociedad con prácticas más saludables, menos discriminadoras, y más humanas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s