Gabriela Pujana: denuncia abuso policial y ataques transfóbicos en Río Tercero

Gabriela Pujana (25) es una travesti de Río Tercero, trabajadora sexual y, según su testimonio, ahora es víctima de una sistemática persecución policial. “Salgo a la calle con el corazón en la boca”, confiesa la joven, que siente escalofríos al ver pasar cualquier móvil policial.

Gabriela Pujana denuncia abuso policial en Río Tercero

 

“Siempre son dos policías en el móvil 4587 los que se estacionan frente a mi casa. Hasta a mi mamá la persiguieron en la calle, y detuvieron a algunos de mis clientes y amigas travestis” declaró Gabriela por vía telefónica, describiendo sus dificultades para ejercer su labor y mantener económicamente a su familia.

En un barrio humilde de Embalse de Río Tercero, a 110 kilómetros de la capital cordobesa, la travesti convive con su madre, su hermano de 14 años y su hermana de 4. “Los vecinos me conocen y saben que no llevo una mala vida, ellos están conmigo”, declara Gabriela, intentando legitimar sus denuncias contra lo que afirma es un amedrentamiento constante de las fuerzas de seguridad.

Según Gabriela, la pesadilla se inició el pasado 4 de marzo cuando un grupo de hombres arrojaron piedras contra la vivienda donde vive con su familia y le gritaron improperios transfóbicos. La Policía se hizo presente y la trasladaron a la comisaría para que efectuara la denuncia, junto a su hermano de 14 años.

Según detalla Gabriela, estuvo detenida por 72 horas en la comisaría de Río Tercero, a cargo del comisario Dante Arévalo, y fue victima de un horror que jamás podrá olvidar: “Estuve encerrada en una celda ciega, oscura, fría, dónde había pis y caca de otras personas; me tiraban la comida en el piso y me golpeaban con esos palos negros, me tiraban agua fría y no paraban de insultarme por lo que soy”, manifestó la travesti, detallando improperios homo y transfóbicos.

Por su parte, el comisario a cargo, Dante Arévalo, deslegitimó estas denuncias a través de varios medios de comunicación locales afirmando que Pujana fue detenida por “prostitución escandalosa” y “escándalo público”.

Desde Devenir Diverse, organización no gubernamental de lesvianas, gays, travestis, transexuales y bisexuales (LGTTB), al enterarse por amigas de Pujana sobre lo ocurrido, se comunicaron con María Rachid, vicepresidenta del INADI, quién inmediatamente telefoneó a Aníbal Fernández, Jefe de Gabinete de Ministros, para que llamara a la comisaría de Río Tercero y liberarán a Gabriela.

El domingo 6, la travesti quedó en libertad no sin antes, según ella denuncia, ser obligada por efectivos policiales a firmar un consentimiento por “falta contravencional por escándalo público” y el informe del médico forense.

La pesadilla no termina allí. Según declara Gabriela, desde entonces y hasta la última comunicación telefónica establecida desde este medio, el Hospital Provincial de Río Tercero le negó atención. “Dicen que no me pueden atender en ese momento o que el médico de guardia no se encuentra, así que deberé recurrir a una clínica privada”, declaró la joven quien tiene aún intensos dolores por las golpizas que afirma haber recibido en la comisaría.

Devenir Diverse asesora legalmente a Gabriela y apuntala su voluntad de continuar con la lucha para esclarecer estos hechos ante la justicia. Sin embargo, sus dirigentes reconocen ciertas limitaciones económicas para asistir de manera constante y adecuada a Gabriela.

Martín Apaz, uno de sus principales miembros, mantiene comunicación telefónica muy fluida con Gabriela; Natalia Milisenda es su actual abogada, junto a la cual ya presentaron la denuncia ante el INADI y el Tribunal de Conducta. “La denuncia penal debe realizarse en la Fiscalía de Río Tercero”, informó Milisenda, quien presentará junto a Gabriela cargos contra los efectivos policiales implicados, sus superiores, y contra el Hospital Provincial de Río Tercero por “abandono de persona e incumplimiento de deber de funcionario público”.

“Mis vecinos están a favor mío, estoy juntando firmas para sostener mis denuncias. Acá nos detienen porque somos de un barrio humilde, no tenemos plata. La gente está cansada de los abusos de la Policía”, dice Gabriela, describiendo desde el hospital zonal la situación en la que vive mientras espera que alguien la atienda. “Ahora, hay un patrullero en la puerta del hospital, esperando a que salga”, declaró con la voz atestada de espanto.

Para tener más información sobre Gabriela Pujan y su caso, visitá http://www.cupmultimedia.com.ar

¿Cómo hacer denuncias en el INADI? No te quedes en silencio…

2 comments

  1. Hace rato que no escribías algo…. Buena nota. Es toda una problemática que gira al rededor de un Código de faltas Anti-Constitucional , y todo un sistema policial en contra de los Derechos Humanos.. Esto lo sabemos. El Codigo continúa y La policía sigue reprimiendo. No quiero perder la esperanza en este aspecto. Ojalá todos/as las/os periodistas HABLARAN DEL TEMA. (me refiero a los Hegemónicos )

  2. ESA ES LA VERSION DE PUJANA, HAY QUE VER SI ES VERDAD ES UNA PERSONA MUY PROBLEMATICA, TODA LA FAMILIA TIENE PROBLEMAS CON LA JUSTICIA, PERO NO ENTIENDO COMO ESTA EL PAIS, CON LOS LIOS QUE HAY QUE ANIBAL FERNANDEZ SE PREOCUPE EN ESTOS CASOS?? Y EL CODIGO DE FALTAS, DESDE EL AÑO 1983 EN QUE ENTRO LA DEMOCRACIA SIGUE VIGENTE, SI FUERA TAN ANTICOSNTITUCIOL YA LO HABRIAN SACADO, PERO RESULTA SER UN MAL NECESARIO HASTA QUE LOS LEGISLADORES ENCUENTREN OTRA FORMA LEGAL DE ENCUADRAR ACTITUDES QUE NO CONSTITUYEN UN DELITO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s